Top

El 8 de noviembre algunos miembros de Indala asistimos en Manhattan al “BT and Circle of Young Intrapreneurs: Digital Tools & Innovation Workshop”. En este evento, que tuvo lugar el día después de nuestra llegada a Nueva York, asistimos a una videoconferencia acerca de innovación, nos presentaron cuatro proyectos en varios campos diferentes y después hicimos un taller para crear herramientas innovadoras en distintos sectores.

De la charla de Steve Whittaker, Head of Strategic US University Research Partnerships en BT, cabe destacar el tema de la transformación digital. Habló sobre el Internet of things, un tema muy tratado actualmente, y cómo se está intentando aplicar para que surta todas las necesidades que puedan surgir al usuario. Nos puso un vídeo en el que se mostraba cómo esa herramienta puede llevarse incluso al día a día, convirtiendo nuestras vidas en algo mucho más digitalizado.

Tras esto, los cuatro ponentes explicaron sus proyectos, todos con el fin de crear impacto social, y prácticamente todos los asistentes de LEINN nos unimos juntos al equipo de innovación en el campo de evitar desperdicios. Centrándonos en los restos de comida, propusimos ideas desde neveras públicas en las que la gente pudiese dejar lo que no pensaba comerse pero siguiese en buen estado –complicada idea, ya que un equipo sanitario tendría que comprobarlo- hasta pequeños negocios que revendieran los platos que no fuesen a ser consumidos a un precio más económico.

El taller finalizó cuando todos los equipos expusimos nuestras propuestas, y nuestro grupo, “Eat-ainables”, tuvo muy buena acogida. A pesar de que disfruté mucho el taller, en mi opinión todos los equipos daban mucha importancia al beneficio económico que los proyectos pudieran proporcionar, hasta el punto de que propuestas viables que realmente podían ayudar a un gran número de personas y no suponían pérdidas para la empresa eran rechazados.

Hay que tener muy claro que una empresa con fin social no es una ONG y tiene que financiarse a sí misma y a todos sus empleados, pero me quedé con un deje amargo de que lo que estos emprendedores realmente buscaban era sacar dinero y no ayudar al máximo número de personas, visión que choca mucho con mi forma de abordar el emprendimiento social.

 

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *