Ismael Cala nació en Santiago de Cuba (1969). Se formó como Licenciado en Historia del Arte de la Universidad de Oriente y Periodista en la Escuela de Comunicación de la Universidad de York, Canadá. Tras su conocida labor como comunicador social frente a las cámaras de CNN en España, hoy es un embajador del emprendimiento social, mindfulness y bienestar a través de sus múltiples conferencias y seminarios ante masivas audiencias de Latinoamérica, Estados Unidos, Canadá y Europa.

En esta charla trató de transmitirnos no solo sus conocimientos, sino la importancia que tienen para él la inteligencia emocional y la felicidad a la hora de hacer negocios, ya que considera innegable que estos reportan beneficios. También es clave para él el mindfulness, que él define como “estar presente aquí y ahora sin valor de juicio, estar atento, controlar cómo reacciono y autogestionar pensamientos de forma positiva”. Este término se podría traducir meramente como atención plena, pero la clave es ese mensaje que se esconde detrás y que él quiso compartir con nosotros, el hecho de que te lleva a un estilo de vida que te permitirá ver lo que está sucediendo en tu interior y a tu alrededor.

El mindfulness no sólo nos ayuda a conocernos mejor y tener una capacidad de tomar mejores decisiones a la hora de dirigir equipos, sino que, al proporcionarnos un mejor conocimiento de lo que ocurre en el exterior, seremos capaces de entender las necesidades del mercado e innovar de forma lógica con gran ventaja competitiva. Este término lo estudia en contra posición con mind full, o tener la “mente llena” y obcecada en tus propias ideas y conocimientos, sin fijarte realmente en lo que te rodea.

La influencia de las personas permite contagiar sensaciones a los de alrededor. ¿Está mi mente llena o vacía, con ganas de aprender y desaprender? ¿Y te narra el futuro de manera negativa? Estas son algunas de las preguntas que debemos hacernos a nosotros mismos para reflexionar acerca de nuestra situación a este respecto. Para practicar esta medida como meditación, una práctica que ya llevan a cabo importantes líderes, nos recomendó tres sencillos pasos: centrarnos bien en nuestra ubicación y postura, controlar nuestra respiración y dejar correr nuestro pensamiento.

Hablando ya de casos más prácticos en empresas reales, compartió con nosotros datos bastante preocupantes y desalentadores, como que el 79% de los líderes admite un bajo nivel de compromiso, que 47 horas es el promedio de una semana laboral, que un 28% de los trabajadores pierden de 3-6 días de trabajo al año por estrés o que una de cada cinco personas trabaja más de 60 horas a la semana.

Estos datos nos muestran la necesidad clara de evitar esta situación mental, y que los líderes tienen que tener cada vez más una mentalidad mindful. Para llegar a esta situación, habló de los cuatro principios que un líder debe cumplir para considerar que ha alcanzado este objetivo:

  1. Crear un clima participativo dentro de su empresa
  2. Tener capacidad de empatizar con todos sus miembros
  3. Ser innovador en sus ideas e inspirarlo en todos los ámbitos de la empresa
  4. Ser consciente del entorno cambiante en que vivimos y potenciar las oportunidades de mejorar el bienestar y la productividad

Me gustaría comentar que estos principios, al contrario que otros que nos han recomendado a lo largo del Summit sobre cómo ser buen líder o crear un buen proyecto, sí que me parecen factibles y mesurables, por lo que me gustaría tratar de aplicarlos en la Team Company y ver cómo evolucionamos a lo largo del curso.

Categorías: Visitas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: